SÍGUEME EN TWITTER

¡Cómo no! 
Una chica como yo, de mi edad y con tan poca libertad para decir lo que siente tiene que tener una red social como twitter. Para vomitar ahí todas las palabras que a veces no nos dejan decir.