20/5/15

Ya no me conformo.

        Como ya sabes, o me imagino que sepas, me he callado demasiadas cosas y demasiados sentimientos. Después de tanto tiempo, aún no me queda claro que esperar de ti. Siempre me sorprendes. Para bien o para mal, pero siempre lo haces. Y lo peor es que eso cada vez me engancha más a ti. Cuando pienso que ya está, que no vas a volver y que por fin puedo respirar tranquila… apareces. Como si todo fuera igual que antes, como si todas las palabras que dijiste nunca hubieran sido pronunciadas. Como si nunca me hubieses hecho daño.
            Y lo peor, es que ni si quiera siento por ti lo suficiente para aguantar tus idas y venidas cada vez que te apetezca. Lo que realmente me hace soportar (te) todo esto es que sé, que en el fondo, podríamos crear algo genial entre los dos. Algo grande. Algo como lo que tuve algún día y desapareció. 
Si algún día eres capaz de poner un poco de tu parte y dejarte llevar… estaré aquí. Si algún día eres lo suficientemente valiente para arriesgarte y dejar el miedo a un lado… estaré aquí. Si algún día tienes el suficiente valor para abrirte y permitirte que te quieran y te cuiden… estaré aquí. Pero tampoco puedes pretender que te espere de por vida. Tampoco puedes pretender que un lo siento resuelva todo lo que gira entre los dos. Tampoco puedes pretender que me conforme.

Porque yo… yo ya no me conformo

2 comentarios:

eduardo jqk dijo...

Así, sólo hay que conformar... De verdad.

Alba de Tíscar dijo...

Me encantaría que os pasarais a echar un vistazo a ver si os gusta :) http://diariodelasdudasinfinitas.blogspot.com.es/