8/4/15

Me perdí entre todos mis sueños. Contigo.
Ya no sé distinguir los recuerdos reales de los que me inventado para convencerme de que todo esto tiene algún sentido. Busqué tu cara entre la oscuridad para hacerme con un beso, y eso es todo a lo que puedo agarrarme para no tirar la toalla. Además de todas aquellas frases hechas que escupes en el momento oportuno, justo cuando ya no quiero seguir.
¿Por qué no puedes dejar de tener la estúpida manía de decirme lo que quiero escuchar justo cuando me estoy dando la vuelta? No puedo parar de intentar leer tu mirada. No puedo parar de descifrar cada gesto, aunque sea solo para convencerme de que hay algo a lo que aferrarme.

¿Cuántos besos más te hacen falta para darte cuenta de todo lo que te estás perdiendo por miedo?

2 comentarios:

Aquamarine dijo...

Nada como perderse en los sueños.
La pregunta del final me ha gustado, porque el miedo cierra el corazón, lo aísla de las aventuras y bondades del mundo. Los miedos de los demás indirectamente nos afectan y hay que ayudar a los demás a desterrarlos así como ellos nos ayudan con los nuestros...

Te dejo un saludo en esta noche de otoño!

Natalia dijo...

"¿cuantos besos mas te hacen falta para darte cuenta de todo lo que te estas perdiendo por miedo?" CREO QUE ME ACABO DE MORIR CON ESO. Me deja pensando mucho.Mucho.