10/10/13

"¿Qué te parece si cuento con mis dedos los lunares que se dibujan en tu espalda y poco a poco los desdibujo a besos? ¿Y si en lugar de hacer la cama cada mañana la deshacemos a patadas? Probemos a marcar en el reloj siempre la misma hora para que nunca se atreva a ir en nuestra contra. Pero antes… te propongo algo. Crearemos un depósito. Un depósito de besos. Para que siempre tengamos la garantía de que jamás nos faltará uno en los días malos, aunque Abril es un mes demasiado alegre para estropearlo con despedidas. ¿Qué me dices? ¿Qué te parecen las nueve y cuatro?"