22/10/13

.

"Es difícil mantener el equilibrio en mí misma, lucho contra demasiadas cosas sola y sin ayuda. Es complicado tener que aceptar constantemente situaciones que te hacen daño, cuando estás permanentemente en una que te hiere quieras o no. Es difícil mantener la calma cuando nadie piensa en ti y en como te sientes. Es difícil seguir cuando sabes que lo intentas pero que para la otra persona no es suficiente y cada vez te pide más. 
Supongo que todo el mundo sabe hasta donde puede llegar y mi límite está aquí. Es complicado salir adelante si cuando más te pido que pienses y valores todo lo que hago... menos te esmeras en intentar ponerte en mi lugar y más carga añades a mi espalda.
Ahora que yo soy capaz de cambiar, algo que yo ya he demostrado durante este tiempo, no entiendo por qué tú lo complicas todo manteniendo esa actitud. No entiendo que sólo veas tu parte, no entiendo que no des de ti, no entiendo que no pienses en lo que yo siento... No entiendo que sólo pienses en lo que tú quieres vivir. ¿Y lo que yo dejo de vivir por ti dónde queda? Hablas de libertad y la primera que no disfruta de ella soy yo. La primera que intenta acomodarse a ti en la medida de lo posible soy yo. La primera que ha cambiado desde que se lo pediste soy yo. La primera  y la única que cede en temas importantes desde hace tiempo soy yo. No puedes imponerme que entienda y acepte determinadas cosas, porque ya lo he hecho en su momento con muchas de ellas. Todo el mundo tiene un límite y yo ya no puedo darte más de mi. "

1 comentario:

Carolina dijo...

Siempre viene bien hacer un análisis objetivo de lo que se está sintiendo. No es fácil tomar algunas decisiones en la vida, pero a veces es indispensable hacerlo para poder vivir en paz contigo misma. Tú eres la única que puede poner los límites y ver hasta dónde aguantar. No esperes ayuda desde afuera, porque por más que quieran ayudarte, nunca sabrán cómo te sientes en realidad, por lo mismo sólo puedes ayudarte tú. Espero que te vaya muy bien y que tu corazón esté en calma. Besitos.