31/1/13

Le doy cuerda.

Todo es mucho más fácil cuando él se acurruca en mi pecho y me susurra lo bonito que será recordar esto en un futuro. Pero a la vez es demasiado complicado darle una patada a la distancia y a todos esos retorcidos kilómetros que nos separan. Solo tengo una cosa clara, y es que cuando aparece y me sonríe, da igual la hora que marque mi reloj, da igual que llueva, da igual que mil coches piten bajo un cielo empapado de estrellas. Da igual todo, porque en ese momento es cuando yo le doy cuerda a mi mundo recordando que esa sonrisa es el verdadero motivo por el que yo sigo caminando de su mano sin dudar. Él y la forma que tiene de abrazarme mientras se retuerce entre las sábanas dándome los buenos días y robándome un beso es la única razón que hace que mis miedos salten por la ventana sin paracaídas. Solo necesito un momento para reflexionar e imaginarme que algún día seré yo la que coja ese avión con un solo billete de ida, y pueda olvidarme de todas esas despedidas en los aeropuertos que me hacen temblar cada vez que las pienso. Solo necesito recordar su manera de decirme que me quiere sin pronunciar una sola palabra para seguir convencida de que todo esto, por lo que luchamos cada día, algún día se hará realidad. Solo me hace falta una caricia a media mañana para saber que es él, el chico con el que compartiré mi vida sin miedo a que se lleve alguno de mis sueños.

4 comentarios:

Un Simple Blog dijo...

Palabras más que suficientes para que él sienta lo mismo cada vez que suucede ese encuentro.

Fiore ♥ dijo...

Es hemroso sentir así. Mi mundo tambien se vuelve mejor cuando él me mira. Con eso me basta para sr feliz

X dijo...

Cuando uno tiene las cosas tan claras (y mira que es difícil), entonces ya no tiene nada que temer. :-)

>>>>> atlantis2050.blogspot.com <<<<<

Rakel dijo...

hermoso texto..!! si es el chico indicado no lo pierdas !!
Gracias por comentar y por vistarme
Pronto estarè cambiando de blog, asi que pronto estarè anunciando la nueva dirección del nuevo blog!!