12/9/12

Lolipop

Estoy cansada de tener que escribir siempre de cómo es todo cuando no estás. Pero lo cierto es que todo se intensifica cuando me despido de ti en el aeropuerto. Tener que hacerme la fuerte e intentar no llorar para que todo sea más fácil es lo más difícil que he hecho en mi vida, y más teniendo en cuenta que nunca lo consigo. Llevamos demasiado tiempo juntos, sin echarnos apenas de menos y ya se nos había olvidado cómo era esta sensación. Ni nos acordábamos de lo que dolía dejarnos ir sabiendo que aún quedan demasiados días para vernos y que mañana no te despertarás a mi lado. Es muy duro encontrarse de frente con la realidad y con esos malditos kilómetros que nos siguen separando. 
Estás muy lejos. Y no te puedes llegar a imaginar cómo duele cada vez que recuerdo que no puedo abrazarte cuando me venga en gana o darte un beso y que me digas "no, eso no, dámelo bien". No sé como lo haces pero eres diferente, y me has convertido en alguien diferente también. Contigo he aprendido más de lo que jamás pensé que podría aprender del amor. Tú me has enseñado que es amar con toda la fuerza del mundo, de manera que las cosas más simples son las que más significado dan a todo esto. Es insoportable no escuchar tu voz diciéndome que somos invencibles. Es insoportable no verte la carita cada mañana. Es insoportable la ausencia de tu sonrisa en mi vida.
Quédate siempre a mi lado. Quédate en cada rincón de mi, haciendo realidad todas las promesas que nos hemos hecho durante este tiempo y el que nos queda. Quédate besándome cuando más lo necesite y abrázame en los tramos más oscuros del camino. Quédate conmigo de camino a la Luna, nadando a crol, a cien mariposa... o a contracorriente.

1 comentario:

Cicatrices dijo...

Cómo me gusto el escrito, el amor lo puede todo! Cuando dos personas se aman siempre vuelve, todo vuelve tengo fe a eso. Un beso grande :)