31/8/12

Un verano lleno de amor.

Mi cama está fría desde que te has ido y no para de susurrar tu nombre. Lo has dejado todo empapado de recuerdos y de frases que se repiten una y otra vez en mi cabeza. Tu olor ha quedado atrapado entre las paredes de mi habitación y se me hace muy difícil no pensar que hace apenas unas horas estabas aquí, haciendo volar mi imaginación y hablándome de te quieros difíciles de pronunciar. Es increíble el poder que tienes dentro de mi para manejarlo todo a tu antojo, mientras la Luna nos habla de las promesas que aún quedan por cumplir durante todo nuestro viaje. Ahora el miedo me habla desde lejos pero no llega a tocarme gracias a ti. Has matado todos los monstruos de golpe con un beso, sin pedir nada a cambio y haciendo brillar mis ojos como nunca antes habían brillado. 
Me haces desaparecer. Por mucho que lo intente nada existe cuando te tengo cerca, solo mis gruñidos, mis enfados tontos y tus besos. Consigues que no importe nadie más que tu y yo. Consigues que me evada de todo y me atrape en un mundo donde el amor no se mide en los kilómetros que nos separan, sino en caricias. Consigues todo aquello que nadie había conseguido. Y cuando te vas, dejas tu ausencia conmigo, arañándome cada segundo. Pero entonces recuerdo que, en ese mismo instante, queda un poquito menos para nuestro futuro juntos. Un futuro lleno de oportunidades y de promesas. Pero sobre todo, un futuro lleno de amor
-Sigue nadando-



No hay comentarios: