10/8/12

Cuatro meses.

Tres menos cinco de la mañana y yo aún no puedo dormir. El calor hace que mis ojos no consigan cerrarse del todo. Estás en la habitación de al lado, a escasos metros de mí y lo único que se me pasa por la cabeza es abrir lentamente la puerta y quedarme en tu cama toda la noche, mirándote como duermes o simplemente abrazándote. Pero no puedo hacerlo aunque sea lo único que deseo en este momento.
Es fácil tenerte a mi lado. Es fácil cabrearme por cosas absurdas y que tengas que soportar mis malas contestaciones cuando sé que solo intentas hacerme feliz. Es fácil abrazarte y pedirte un beso. Es fácil quererte porque desde hace algo más de cuatro meses no puedo parar de hacerlo. Es fácil quedarme enganchada a ti y gritarte que soy un koala mientras me recuerdas que te duele la espalda. Es fácil quedarme una noche de verano mirando las estrellas a tu lado, mientras nos encendemos un cigarro y disfrutamos de nuestra compañía.
Es fácil mientras te tengo conmigo. Los dos sabemos que tarde o temprano todo esto se complicará, que tenemos que ser muy fuertes y superar los obstáculos que intenten ponerse en nuestro camino. Los dos sabemos que lloraremos cada noche durante unos cuantos días y que solo tendremos ganas de estar cerca el uno del otro. Pero también sabemos cuánto merece la pena. Sabemos que cuando estamos juntos el mundo se para y no importa absolutamente nada más. Y eso es lo que me importa. Que te quiero. Más de lo que jamás podrás imaginarte. Más de lo que jamás he querido y querré a nadie. Más de lo que pensaba que podría querer a alguien. Tanto, que cada día me sorprendo a mi misma cuando siento que puedo llegar a quererte aún más. Tanto, que cada vez tengo más claro por qué nos hemos convertido en dos koalas invencibles.


Felices cuatro meses, mi amor.

9 comentarios:

Ainnoa♥ dijo...

Si es que esta calor es inaguantablee!!!

Laucha dijo...

Oh, que dulce, y que linda la imagen de dos koalas !
abrazados, jajaja, invencibles y felices.

hola, pasaba y te dejo saludos ! (:

Little dijo...

Muchísimas felicidades por esos 4 meses y que sean muchísimos más :D

Seguro que sois dos Koalas invencibles.

Un besazo (L)

Ian Welden dijo...

Exquisita narración, me ha cautivado tanto por su contenido como por la manera deliciosa con que usas el idioma castllano.
No me quedó muy en claro porqué vendrán esos tiempos peores. Pero no importa porque yo también he pasado por lo mismo.
Un abrazo desde una Copenhague enamorada del diós Sol,

Ian.

Erre. dijo...

Mientras los koalas sean invencibles, no vendrán tiempos amargos. Como ya te he dicho otras veces, no pienses; siente. Y este es el momento de quererle. Da igual lo que pueda venir después, pensarlo estropea las cosas.


Suerte y besos!

Pamela dijo...

Felices cuatro meses.
Se que les cuesta mucho por las entradas anteriores, y sabes que te entiendo. Pasen todos lo obstáculos que nadie los separe, y que estén juntos muchos meses mas!

Anaid Sobel dijo...

Conozco esa clase de amor.
La conozco, a la perfección.
El próximo sábado hace once meses que vivo envuelta en él.

Genial *_*

SMSC dijo...

Vaya textazo chica. Y felicidades por esos cuatro meses, que sean muchos más :)

X dijo...

Felicidades, este blog me suena aunque lo veo cambiado... :P