19/5/12

Seré poquita cosa pero una cosa tuya.

La ganas de que te quedaras envolvían todo mi cuerpo. No sé si sabías que siempre había buscado un inquilino como tú. He estado pensando y creo que no sabría por donde empezar si tuviera que darte motivos para que te quedaras. Aunque también he de decirte que donde hay unos buenos motivos, existen unas buenas condiciones, pero supongo que eso es otro tema  que tenemos que tratar. 
Yo no puedo ofrecerte mucho, ya sabes que siempre he pensado que soy poquita cosa  y que no aspiro a ser nadie demasiado grande. Lo único con valor que podría ofrecerte sería mi corazón, lleno de ganas y de buenas expectativas. Si te quedas, no puedo prometerte que nunca fallaré porque los dos conocemos mi torpeza y esa maldita manía que tengo de enfadarme con el mundo, pero lo que sí te puedo prometer es que, conmigo, jamás te sentirás solo. No habrá un solo día que no te despierte a besos de esos que solo tú y yo conocemos, y cada noche inventaré cien maneras diferentes de quitarte el sueño. Si te quedas, crearé un mundo en el que podamos escondernos cuando la rutina se haga demasiado pesada para los dos, un escondite en el que los miedos tengan la entrada totalmente prohibida. 
Solo te pondré una única condición que tendrás que cumplir cada día de tu vida sin excepción. La condición de quererme. Quererme en los días buenos pero sobre todo en los que el mal humor me coma por dentro. Quererme aunque la noche anterior no hallamos hecho el amor. Quererme recién levantada y con la locura a niveles insospechados. Quererme cuando no exista manera de callarme, cuando estés cansado y te busque las cosquillas. Quererme a secas y de todas las maneras posibles, del mismo modo que yo te querré a ti, todos los días de mi vida.

5 comentarios:

Nancy dijo...

Que hermosa entrada cielo.
Lamento nunca haberme pasado por aquí, tu blog es hermoso.
Ya te sigo, y nos leemos.
Un beso!

Nancy dijo...

Por cierto te sigo en twitter!

Pamela dijo...

que linda entrada :)
Expresas cada cosa, en algunas me siento identificada!
Un arito en el ombligo ? Que lindo

Dani Chi dijo...

Ay que tierna! me encanto! Lo que mas vale es nuestro corazón, vale mucho pero mucho mas que cualquier otra cosa, ya que es lo mas sincero!
te sigo, un beso :)

Rose dijo...

Qué texto tan hermoso.
Un besito