8/5/12

"No dejes de jugar el partido por miedo a perderlo."

Hasta hace poco creía imposible la posibilidad de enamorarme de verdad. Después de todo, no me quedaban ganas de volver a hacerme daño. Hasta que llegaste tú cambiando todo de lugar y volviendo loco a mi corazón. La diferencia era simple. Nunca antes había sentido un amor así, un amor que supera obstáculos y que nunca pronuncia el verbo "rendirse". Es difícil decidir si quieres enfrentarte a algo tan duro como esto. Estoy segura de que la mayoría de las personas no se atreverían por miedo a no conseguirlo, pero nosotros somos diferentes.  Recuerda que hay que ser demasiado valiente y que las dudas que llevamos a cuestas hay que ir despejándolas durante todo el camino. Recuerda que habrá días de niebla y lluvia, días que lo veremos todo tan negro que ni si quiera podremos avanzar. Días en que uno de los dos, o los dos, querremos olvidarnos de todo e imaginar que volvemos a estar juntos. No será fácil y nadie nos dijo que lo fuera. Pero te recuerdo que un día hicimos una promesa, porque para los valientes y para el amor no vale con intentarlo, solo vale CONSEGUIRLO.

1 comentario:

Rakel dijo...

lindas palabras! es así no hay que rendirse a pesar de caerse muuchas veces!! consigue lo que quieras!!