12/5/12

Lo único que quiero.

Es una fuerza enorme. No creo que nunca fuera capaz de explicarte con exactitud su intensidad. El algo realmente increíble. Cuando me toca, cuando me roza o cuando está a tan solo unos centímetros de mi, parece que el corazón se me vaya a salir del pecho. Cada latido va más rápido que el anterior. Y así hasta que por fin me besa. Sus besos... sus besos son como mi dosis. Una dosis para calmar esa aceleración. En cuanto sus labios tocan los míos, la locura cesa. Y yo... yo me pierdo en sus ojos



4 comentarios:

Duna Loves dijo...

esas mariposas saltando en trampolín en el estómago... :)

Orne dijo...

Preciosura de entrada♥
Un besito!

Eve dijo...

que bella entradaa, senti cada palabra. Un besito gracias por leerme.

Sandra dijo...

Me he enamorado de tu blog!Acabo de encontrarlo y muy lindo de verdad y mucho estilo.
Asi que te sigo :)
un besito enorme desde:
http://disfruta-del-amor.blogspot.com.es/
Espero tu visita y si te gusta sígueme :)