21/4/12

Nunca te pondré la zancadilla.

Te enseñaré todos mis puntos cardinales y cual es el punto exacto dónde tienes que darme para hacerme reír. Seré yo la que termine tus frases cuando las palabras se te enreden en la boca. Seré yo la que te recogerá antes de que te caigas y la que jamás te pondrá la zancadilla. La que intentará retrasar las horas del reloj y  hará que parezcan más largas cuando estemos juntos. Seré yo la que se peleará con el Sol cada mañana cuando tú no quieras que amanezca y la que hará las noches eternas siempre que se te antoje, sin que nos sobren los minutos. Te daré mil razones para que comprendas que somos la última pieza del puzzle, esa que siempre hace más ilusión colocar y que aunque es la última, sabes que solo será la primera de muchas otras cosas que vendrán después. Te llevaré al lugar de los besos infinitos, donde los labios nunca se cansan de besar e incluso puedes repetir. Pero conmigo, siempre conmigo

No hay comentarios: