1/12/11

Una vez en Diciembre.

Bienvenido Diciembre. Demos una fiesta de bienvenida al frío, a las bufandas, a las narices rojas y a las caras coloradas. Digamos hola a las orejeras, a los abrigos, a los guantes, a las tardes de manta y sofá. Abramos la puerta a las Navidades, a los árboles de navidad y los belenes a la entrada de las puertas. Tengamos los brazos abiertos a los días de lluvia, a la calefacción del coche, al vapor de las ventanas y a los abrazos que más calor nos dan. A los besos en la nariz, al apretón de manos, a los cuerpos congelados de frío, a las duchas interminables, a los polvorones y a esos kilitos de más que siempre se quedan con nosotros por estas fechas. Sonriamos a la noche que siempre aparece antes, a las campanadas, a las cenas familiares, a los regalos sorpresa, a los juegos de cartas, a esas luces que se encienden y se apagan cada diez minutos. 
Agarremos la alegría y las ganas de vivir para que, al menos, nos dure un poquito más que treinta días mal usados. Sed felices pero no solo ahora... si no los trescientos sesenta y cinco días del año.


4 comentarios:

Inestabilidad Mental dijo...

Ser feliz cada día del año es algo difícil -por no decir imposible-, pero sería un buen propósito para el año nuevo: Sonreír, al menos, una vez al día durante todo el año 2012.
Un beso.

Natalia dijo...

Nerea tenes muchos blogs jaja yo te sigo en este,me gusto la entrada. Gracias por el comentario en mi blog ♥ Nos estamos leyendo linda

cinco letras dijo...

Lamentablemente nos solemos poner la careta de buenas personas en estas fechas, todo se inunda de deseos y "felicidad", cuando la realidad es el consumismo que se respira y se contagia.
Bienvenido Diciembre. Se feliz!!

Un beso ;)

La chica de los sueños de cristal dijo...

Ojalá pudiera disfrutar como quiero estos 31 días. Intentaré aplicarme el consejo...
Un besito!