13/12/11

Quierete antes de querer demasiado a nadie.


Lo peor de todo es cuando te das cuenta que por dejar pasar el tiempo te has acabado perdiendo a ti. Has cambiado tanto que ni si quiera te reconoces. Ya no hay rastro de la niña que sonreía siempre por cualquier cosa sin importancia si no todo lo contrario, ahora está la que siempre llora porque cualquier tontería le hace daño.
Lo peor es cuando ves que nadie hace nada porque vuelvas a ser la de antes, ni si quiera él. Te has perdido por intentar encontrarlo. Te has perdido por vivir por y para que él te mire por los pasillos. Te has perdido por pensar siempre en su sonrisa y en cómo sería que volviera a dibujarse en su rostro gracias a ti.
Y no te has dado cuenta de nada hasta hoy. No te has dado cuenta de que si no miras tú por ti, nadie más lo hará. No te has dado cuenta de que vuestra historia se terminó y nunca más volverá a repetirse. No te has dado cuenta de que por más que luches contra esto…no conseguirás nada. No te has dado cuenta de que hay cosas que no podemos cambiar… ni si quiera cambiaría si todas las personas que existen en este planeta desearan lo mismo que tú con toda la fuerza del mundo.
¿Crees en el destino? Pues se guía por las decisiones que nosotros tomamos. Y él decidió que vuestra historia terminara. Acéptalo, llora todo lo que tengas que llorar y levántate con la cabeza bien alta. Hay mucha vida esperándote ahí fuera. Y muchos hombres deseando quererte.


Y te has perdido todo esto por no intentar abrir los ojos.

No hay comentarios: