9/11/11


Querido Jake:

Te sorprenderá que yo te escriba esta carta. No sé si para bien o para mal pero tampoco me importa.
Hace tiempo traté de hacerte ver las cosas, de entenderte, de apoyarte y darte toda mi fuerza para poder salir adelante. Pero te negaste tanto a que las personas que estábamos contigo te ayudáramos que al menos a mi, me apartaste de tu lado para siempre.
No soy alguien que se rinda y considero que soy una persona que tiene muchísima paciencia (sobrepasé mis límites contigo, eso está claro), pero llegamos a un punto en el que me estabas anulando a mi misma y eso, en mi opinión, es algo que nunca nadie debe consentir.
Con esto no quiero decir que tu intención fuera esa, para nada, ni si quiera te estoy echando la culpa de todo lo que sucedió, simplemente por mi forma de ser no podía soportar esa situación porque me estaba quemando por dentro. Estaba cambiando mi personalidad, mi humor… cada vez me encontraba peor conmigo misma, rota por dentro… y eso nadie debería soportarlo. Que algo o alguien te desgaste tanto que prácticamente te quite las ganas de todo es algo que todo el mundo debería apartar de su vida.
De todas maneras Jake, esto es algo que he querido decirte desde hace tiempo. Una vez que nuestras vidas se separaron no veía razón alguna por la que hacer que volvieras a formar parte de mi día a día. No voy a ser hipócrita, alguien me pidió que te ayudara, que te demostrara que puedes contar conmigo como una amiga… que me mantuviera a tu lado en los días difíciles aunque fuera desde la distancia.
Yo le prometí a esa persona que lo haría y como ya debes saber, no suelo traicionar a mis amigos. Así que con esta carta intento que veas que no soy una enemiga.
Que te perdono. Sí, te perdono por haberte metido en mi vida, por haberme anulado tantísimo tiempo. Te perdono por no haberme dejado ayudarte, por ser tan inocente. Te perdono por ser tan egoísta, por ocultar tus sentimientos, por mentirme. Te perdono por hacerme dudar de las personas que han estado ahí siempre. Te perdono porque no tienes ni idea de donde te estás metiendo.
Te perdono por el simple de hecho de que aunque ahora no te lo creas, yo soy tu única amiga.

Notas de Kate. 

1 comentario:

Inestabilidad Mental dijo...

Qué bonito, joder :)
Muchas gracias por pasarte por mi blog y tomarte la molestia de comentar. A partir de ahora: te sigo.