17/10/11

Reflexiones de idiotas.

Callar lo que debes decir, oír lo que nunca deberías haber escuchado. Y es que piensa mal y acertarás, que como dice el dicho, más vale malo conocido que bueno por conocer. Que todo eso de que todo el mundo se merece una segunda oportunidad es algo que va muriendo cuando repetimos que segundas partes nunca fueron buenas.
¿Y eso de quién no arriesga no gana? Que los que arriesgamos lo perdemos todo en el juego del amor. Por pensar, por creer, por soñar le di la vuelta a la tortilla. Y al final, para qué nos vamos a engañar... lo perdí todo por una tontería.

No hay comentarios: