26/10/11

21 de Febrero del 2011


Después de casi cinco meses sin apenas hablarnos, sin decirnos algo realmente importante… cuando me di cuenta volvíamos a retomarlo todo. Habían pasado demasiados viernes sin besos, un invierno entero sin abrazos y casi una primavera en la que las caricias brillaban por su ausencia.
Había echado tanto de menos su forma de mirarme… y su manera de hablar, de caminar y de dedicarme cualquiera tontería para hacerme de reír. Había sido tanto tiempo desaprovechado que me dolía el corazón solo de pensarlo. Solo volver a imaginar la cantidad de cosas que habíamos dejado sin hacer, en la cantidad de momentos que dejamos de vivir, en todas las palabras que dejamos en el aire…que ahora solo pensarlo me parece una locura.
No sé. Quizá en estos meses las cosas han cambiado demasiado. Quizá nuestra historia era un ni sin ti ni contigo. Quizá podríamos volver a hacernos daño si seguíamos adelante. Quizá podríamos estropearlo todo si lo volvemos a intentar. Y quizá podríamos arrepentirnos en un futuro si no lo volvemos a intentar ahora…
Tampoco sé explicarte bien por qué vuelvo a pensar que con él podría salir bien, ni por qué no le veo como un amigo. Ni si quiera por qué me imagino momentos a su lado si en realidad tampoco hemos vivido momentos muy especiales (aunque para mí cada vez que estaba a mi lado era un momento único e irrepetible desde que lo conocí). Pero lo que sí sé es que me gustaría volver a intentarlo. Me gustaría poder hacer cosas realmente bonitas con él. Me gustaría dormir abrazada a su cintura, mirarle a los ojos y repetirle que le quiero. Me gustaría ir a la playa una noche, tirarnos en la arena y observar el cielo, girarme y darle un beso de esos que te dejan sin respiración.
Me gustarían tantas cosas… que lo que más me gustaría saber es si a él le gustaría lo mismo que a mí.

No hay comentarios: