8/8/11

Aprender.

Supongo que hay días en los que sucede algo que te hace pensar. Te hace plantearte las decisiones que habías tomado, los caminos que habías elegido coger. Te hace volver a pensar si lo que has elegido es lo correcto, si no te volverás a equivocar, si de los errores se aprende.

Luego te das cuenta que a veces todo esto no sirve de nada. ¿Para qué volver a replantearte cosas de las que estás totalmente segura? Si en realidad lo único que harás será pensar: si dudo será por algo ¿no?

¿Cuándo sabes que estás totalmente segura de que es eso lo que realmente quieres hacer? ¿Cuándo sabes a ciencia cierta que no te arrepentirás de la decisión que has tomado? Nadie puede asegurarte nada. De eso se trata, de arriesgar. De fiarte de ti mismo, de confiar en ti. De aprender a tomar tus propias decisiones y aceptar las consecuencias. De intentar no arrepentirte a pesar de lo que venga después.

No hay comentarios: