2/7/11

Todas soñamos con lo mismo. Un príncipe azul que nos lleve en cuello a la cama, que nos de las buenas noches y duerma abrazado a nosotras. Que nos despierte a besos y nos traiga el desayuno a la cama. Que se muera por acompañarnos hasta casa y no le de vergüenza darnos la mano delante de sus amigos. Que nos defienda a capa y espada delante de todo el mundo, que no le de miedo decir que nos quiere. Un príncipe azul que nos traiga chocolate y nos diga lo que siente por nosotras de vez en cuando. Que nos acompañe a ir de compras y nos lleve al cine los domingos. Que cuando tengamos frío nos abrace sin preguntar, que nos de mil besos cada día porque no tiene miedo a que se gasten. Un príncipe azul que nos mande mensajes cada noche y se acuerde de nosotras, que seamos su primer pensamiento al despertar y que no pueda dormir sin escuchar nuestra voz.
Un príncipe azul que al fin y al cabo... no destiña.


No hay comentarios: