10/5/11

- Surgió así de repente. Estaba tumbada en mi cama escuchando música y así sin más me acordé de ti. Cuando me di cuenta ya estaba convencida de que te echaba de menos y sin más cogí mi móvil y te llamé. Evidentemente al segundo de que diera llamada colgué el móvil sin pensarlo. ¿Pero que estaba haciendo? ¿Llamarte como una loca desesperada para decirte que creo que te quiero? No puedo, es imposible. Siempre me ha dado mucho miedo que me digan que no. Y no quiero que me pase contigo. Antes de tirarme a la piscina tendré que saber si tiene agua ¿no? A demás, darlo todo por ti así sin más es como tirarse por un acantilado. Si hay agua es la sensación más preciosa del mundo pero si no la hay...

- Si no la hay...¿qué pasa? - dijo entre susurros.

- Que te mueres.

No hay comentarios: