12/5/11

Querido diario:

Fue una sensación tan extraña que todavía no soy capaz de explicarla. Después de tanto tiempo esperando este momento, justo el instante antes me llegaron las dudas a la cabeza. ¿Y si no soy lo que espera? ¿Y si sale mal? ¿Y si volvemos a fallar en el intento? ¿Y si no siente lo mismo que yo? ¿Y si no quiere avanzar más en esto? Miles de preguntas me venían a la cabeza justo antes de ese primer beso (primer beso por decir algo, porque ya habíamos tenido muchos otros hacía tiempo…).

Estaba feliz pero al mismo tiempo me invadía el miedo de perderlo. Y es que cómo dice Ricardo Arjona “a veces, los labios más urgentes no tienen prisa dos besos después” y yo, no quería que eso me pasara con él. Tenía tantas ganas de que hiciéramos cosas juntos, nos había imaginado tantas veces caminando de la mano por el parque que ahora me daba miedo que todo eso nunca llegara a pasar. Entonces me miró, y cómo siempre, me perdí en sus ojos azabache. Por un momento sentí que no existía nadie más que nosotros dos. No hubo dudas ni preguntas. Solo le tenía a él en la cabeza y sobre todo, en el corazón.

Le abracé, no pude evitarlo. Sentía que debía hacerlo. Por unos segundos fui la chica más feliz del mundo, no quería que ese momento se acabara nunca. De pronto, me cogió la cabeza y me besó. Todos los miedos se habían esfumado. Entonces lo comprendí. Da igual las dudas que tengas en la cabeza, da igual que falles y tengas que volver a intentarlo si eso es lo que quieres y estás segura de ello. Porque cuando quieres a alguien y eres capaz de darlo todo por esa persona, lo demás no importa. Estaba tan segura de que lo que quería era a él, que no me importaba lo demás. Porque quien no arriesga, nunca ganará nada y yo necesitaba ganarle a él. Necesitaba sentirlo a mi lado, saber que sentía lo mismo que yo. Saber que él también daría todo por compartir momentos conmigo.

Le miré y me eché a reír. Era feliz, a su lado. Por un momento me sentí estúpida, porque para mí mirarle y ver cómo sonreía a mi lado era la mejor sensación del mundo.


1 comentario:

galmar dijo...

qué bien le va la imagen a esta página de tu diario :) lindisísimas palabras :)
feliz día!!