1/4/11

Tan solo...

¿Y qué importaba? Lo importante son esas pequeñas cosas que te hacen sonreír sin que lo esperes. Eso que te hace feliz, así de repente. Esa mirada que te regalan cada mañana, tus ojos pidiéndome un beso o esa maldita manía que tienes de alejarte de mi solo para que vaya en tu busca. Esas cosas que por insignificantes que parezcan, me dan la vida día a día. Y... ¿por qué no? Esa capacidad que tienes de enamorarme con tu voz y sobre todo, con tu sonrisa.


Esto es solo una aproximación.

No hay comentarios: