21/3/11

Suficientemente mal.

Supongo que ya va siendo hora de no estancarme cada vez que algo no sale como quiero. De no parar mi mundo por algo que no sé si vale la pena porque el mundo no parará por mi. De no imaginarme que puede salir bien cuando no tengo motivos para hacerlo.

Va siendo hora de decir “basta”. De tener el orgullo y la fuerza suficiente para decir “no” cuando te me pongas por delante. Si el resto de la gente puede hacerlo, ¿por qué yo no? Debe ser fácil. Tengo que empezar a cambiar las ideas de mi cabeza, que el cuento de las segundas oportunidades lo tengo demasiado visto. Y eso de “el que la sigue la consigue” no siempre se cumple.

Que el mundo ya está demasiado perdido como para poner malas caras, que como dijo una amiga aquí lo que hacen falta son más sonrisas. Que sí, que me vuelvo loca cada vez que me miras pero tú no tienes por qué saberlo. Que soy fuerte, pero lo fastidias todo cuando paso a tu lado y de repente…me sonríes.

Quítate el polvo y vuelves al ruedo.

No hay comentarios: