17/3/11

Quieto parado.

Quedó todo en silencio. Nadie consiguió articular palabra. De todas maneras, lo preferí así. Odio cuando pasa por mi lado y todo el mundo me mira con esa sonrisa de "ahí está". No hace falta que me aviséis, ya me había dado cuenta mucho antes que vosotros. ¿No véis que yo huelo su perfume a metros de distancia? Yo ya sé cuando se está acercando a mi por el sonido de sus zapatos. Sé cuando me mira y con qué cara me mira. Sé cuando me busca y cuando le apetece estar solo. Puedo averiguar exactamente lo que piensa con solo mirarle.

Sé cuando busca un beso cariñoso y cuando tiene ganas de hacer el amor conmigo. Sé cuando le apetece jugar y cuando le apetece empezar a querernos. Conozco de sobra esa sonrisa de "hoy no te vas a escapar" y me memoricé ya unas cuantas veces eso de "hoy no es mi mejor día". Lo único que no consigo saber de él y creo que nunca lo conseguiré es cuando coño quiere de verdad y cuando no. Pero dejadlo, no lo intentéis. Es imposible.


..aunque no lo puedas decir, me quieres a veces.

2 comentarios:

plinnn... dijo...

a veces por mucho que conozcamos a una persona, hay cosas que no sabemos, aunque ya le vale, la verdad :)
un besote y feliz tarde :))

cinco letras dijo...

Últimamente esa pregunta ronda mucho mi cabeza. A ratos más cercano, otros días mas ausente. Sus cambios repentinos, en definitiva. Y lo peor, es que yo voy a la par....¡tonta de mi!

Besos!