14/9/10

¿Qué nos está pasando?

Llegó un momento en el que todo era diferente. Los coches no corrían por las carreteras y la Luna dejó de salir todas las noches. Había cambiado el tiempo, el lugar y hasta el espacio. La gente no se entendía y se dedicaba a intentar incordiar a los demás. Se volvieron tristes y crueles. Comenzaron a meterse en la vida de los otros como si no tuvieran otra cosa mejor que hacer. Y en lugar de ayudarse, cada vez estallaban más guerras en las que todos nos hacíamos enemigos. ¿Para qué sirve tanta hipocresía? Decidme, ¿qué solucionamos perdiéndonos los unos a los otros? Nunca sabrás a quien vas a necesitar en una situación límite, donde al final del camino te sientas sola y no tengas nadie con quien hablar. Porque tarde o temprano, todos necesitamos un hombro en el que llorar, una almohada que nos escuche, una boca que te deje hablar y permanezca callada a tu lado. Un abrazo debajo de un árbol o simplemente un te quiero en el momento justo.




Estoy buscando en vano una sola explicación,
que de una vez por todas justifique tanta incromprensión. Si la vida no os importa,
y si no somos tan idiota, ¿por qué nos dedicamos a cubrir el mundo de dolor?

1 comentario:

Smily dijo...

Me gusta la canción del final, y también el texto.
Y respecto a lo que dices, tarde o temprano, todos terminamos escarmentando.

(me encanta la nueva cabecera)