7/8/10

Un amor de película


Odio que la gente me pregunte qué somos. Odio que tenga que ponerle una etiqueta a esto para poder decir que te quiero. Odio que necesiten ponerle fecha de caducidad a las cosas, porque es exactamente eso, todo lo que tiene un comienzo tiene un final y yo no quiero ponérselo. A mi no me hace falta un nombre, una etiqueta. Y si me preguntan que tenemos, yo respondo con toda seguridad que te tengo a ti. Y es más que suficiente.

4 comentarios:

Nada por aquí, nada por allá. dijo...

Eso es cierto, no hay porque poner nombres si tu sabes lo que tienes y sientes :) cuídate!

La amante bipolar dijo...

Nunca nadie pudo terminar ninguna historia que no tenía principio.

Princesa loca dijo...

Dios, me ha encantado este texto, en serio. Últimamente estoy así de rara...escucho música y me recuerda a alguien. Leo y me recuerda a ese alguien. ¿Alguna vez te ha pasado eso? Que a fin de cuentas, todo lo que haces te recuerda a él...

Galope dijo...

Las verdaderas historias no tienen final.