19/8/10

te ...


Te miro. Y no me canso. Podría pasarme así durante horas, sin hacer otra cosa. Concentrándome en tu mirada e intentando descubrir cosas de tí. Llenándome de esas arruguitas que se te forman en los ojos cuando te ríes. Creo que ni si quiera me haría falta pronunciar las dos palabras prohibidas, porque simplemente las leerías en mi rostro. Me encanta estar así y que invadas mis días de alegría, que borres las lágrimas y que me regales cariño. Lo que más me gusta de esto es que yo estoy loca porque salga bien, nada me importa tanto ahora mismo como que esto no se venga a abajo. Y pondré todo mi empeño en que nunca te arrepientas de esto.
¿Sabes? Es la primera vez que siento que me quieren de verdad. La primera vez que no me importa enamorarme porque estoy segura de que no me van a hacer daño, que no me importa arriesgarlo todo por alguien que sé que merece la pena. Y todo, porque tu me aportas esa tranquilidad y esa confianza que tanto necesitaba. Solo espero que sepas que la Luna está a 384,403 kilómetros (238,857 millas) de la Tierra y que eso no es nada comparado con lo que siento yo por tí...

1 comentario:

Smily dijo...

*____*
Me alegro muchísimo.
Ays, de verdad, escribes unas cosas más adorables... :)