16/5/10

...


Como duele cuando preparas algo y no sale como tu habías planeado. Como duele fracasar en algo importante para ti. Como duele cuando todo se tuerce y no tienes donde apoyarte...
La que tendría que ser una de las noches más felices de mi vida se convirtió en una de las más desastrosas. Esa noche en la que no habría un segundo en el que no estuviera sonriendo, me la pasé empapando a mi almohada de lágrimas.
Como siempre, ella siempre está ahí. Soporta mis llantos y nunca se va. Siempre permanece a mi lado, callada, sin nada que decir. Y supongo, que aunque tú no estuvieras ahí...también querrías haber estado conmigo...
Gracias almohada.

5 comentarios:

Mqr dijo...

si q da rabia si

bsss

marta dijo...

Espero que el amanecer fuera más agradable.
Un beso MUYGRANDE pequeña :)

galicia maravillas dijo...

con el sol, todo se ve mejor :)) un biquiñooo :))) y muy feliz comienzo de semana :))

Smily dijo...

Por desgracia, a veces las cosas no salen como planeamos :(
Pero quizá otra noche que creas que va a ser horrible, te sorprenda, en compensación ;)
Por cierto, me encanta la imagen.
¡Un besazo!

De Viento & Aire dijo...

La almohada!
la unica acompañante de nuestras noches inmenzas . . . y pase lo que pase está

Sigue adelante!
Besos pequeñita!