7/4/10

Un momento, un regalo


Inmortaliza un momento conmigo. Sí, elige el que quieras. Te lo voy a regalar, en una cajita para que lo guardes siempre. Y yo también me quedaré uno y lo esconderé debajo de la cama, así siempre que te eche de menos podré cogerlo y mirarlo pensando en ti.
Cuando eche de menos verte por los pasillos, lo miraré. Cuando eche de menos que me llames tonta, lo miraré. Cuando eche de menos tu risa, lo miraré. Cuando eche de menos tus ojos, lo miraré. Cuando eche de menos tu forma de hacerme reír, lo miraré. Cuando eche de menos que me quieras, lo miraré. Cuando eche de menos tus besos, lo miraré y me acordaré de su sabor. Cuando te eche de menos a ti, lo miraré y sentiré que te tengo muy cerca. Y lo apretaré muy muy fuerte hacía mi, para no dejarlo escapar. Porque está parado el tiempo en ese instante y será así por y para siempre.

Nunca morirá, siempre será nuestro. Y siempre que queramos recordarlo estará ahí, presente. Procuraré tratarlo con cuidado para que nunca nunca se me rompa, aunque si eso pasara me vería obligada a pedirte que me regalaras un momento como ese que echamos tanto de menos...y tú te verías obligado a dármelo, porque no quieres que me olvide de ti, ¿a qué no?
Pensandolo mejor, creo que te diré una pequeña mentirijilla. De esas que no hacen daño, incluso te hacen reir. Te diré que lo perdí y tú tendras que darme otro, con su correspondiente cajita. Y así estaré toda la vida, diciendote que soy un desastre y que pierdo todos los momentos que me regalas y tú te harás el loco, como que no sabes que es mentira, y estarás toda tu vida regalandome momentos...

2 comentarios:

Smily dijo...

Esas mentiras son bonitas, y es verdad, no hacen daño :)
Qué bonito, como siempre *__*

galicia maravillas dijo...

qué lindooooo!! :))) escribes muy dulce :)) besotes!!