8/1/10

Buenos días princesa


El sol deslumbraba en la ventana de mi habitación y me daba en los ojos. Por la claridad, una lágrima calló despacio por mi rostro y tú sin preguntar la limpiaste con tus manos. Fue la primera vez que me desperté llena de besos. Tus ojos almendrados quisieron hablarme segundo a segundo pero yo no pretendía escucharte, simplemente amarte hasta que nuestros cuerpos no pudieran más. Me trajiste el desayuno a la cama tal y como a mi me gusta. Unas tostadas un poco quemadas que ponían te quiero con un poco de mermelada. Te miré y te sonreí. En ese mismo momento, me di cuenta que tu presencia era todo lo que necesitaba para ser feliz. Nada más y nadie más. Me comías con la mirada y eso me encantaba, sobre todo la pequeña arruga que se te formaba entre los ojos cuando sonreías y demostrabas que eras feliz a mi lado. Que nada te importaba más que ese instante.

Habíamos aprendido a valorar los pequeños momentos y a disfrutarlos con cada abrazo y cada mirada. Y todo esto, sin aún decir alguna palabra. Entonces, fue cuando te acercaste a mi oído y me susurraste con voz dulce: " Buenos días princesa". Y yo, como una niña pequeña llena del regalo más grande que eras tú te contesté : ¿Sabes qué? Eres el príncipe de mis sueños encantados". Y nos fundimos en un profundo beso que nos llevo a ser una sola persona. Ya no eramos ni tú ni yo. Ahora, eramos nosotros.

5 comentarios:

Smily dijo...

Me has pillado en un mal momento y me ha deprimido un poco un sueño tan envidiable.
Pero bueno, es muy bonito.
¡Un besazo!

Diario de nuestros pensamientos dijo...

ais... q bueno q me diran los buenos dias llamandome "princesa" pero me gustaria mas "pajajo jojo"
jejej
besos

ChicaGuau dijo...

Wah, me ha encantado...
¡Un beso!

allthatshewants dijo...

qué bonito neree

Anónimo dijo...

que hermoso momento fue ese...
espero y sigas teniendo muchos mas asy...........