9/12/09

Una mañana pensante

Qué corto se me hace el camino de casa al colegio. Salgo del portal y siento el frío del invierno en todo mi cuerpo. Me gusta, me sienta bien. Me toco dos veces la nariz porque se me pone muy fría y muy roja. No me importa, sigo caminando. Siempre mirando hacia el suelo como si fuera a encontrar una moneda de un euro. Y veo al grupo de chicos que siempre están en ese portal. No los conozco, pero sonrío igualmente. Y pienso, pero no ocupan mis pensamientos otra cosa que no seas. Quizá porque es día NUEVE o quizá porque no lo puedo evitar. Y ahora estará dormido y calentito en su cama, pienso. Y sonrío. Me doy cuenta de que lo hago y me gusta. Bajo los grandes escalones pensando en hacerte una perdida, pero como siempre se me ha olvidado el móvil. Vuelvo a la realidad y miro el reloj: las ocho y veinte. Mierda, grito, ya llego tarde...


(Mi mañana de hoy ha sido muy rara, no te he quitado de mi cabeza ni un segundo.
Teniendo eso en cuenta, tampoco ha sido tan rara...)

5 comentarios:

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

JAJAJa a mi me gustaba ese trayecto cuando estaba en la escuela, era muy lindo pensar y sentir el frio =D

Cuidate un saludito

allthatshewants dijo...

no a las perdidas estoy en contra! ejej
besitos nere

+Anaiis (: dijo...

qe bonitooo :)
unbesazo!

Marina dijo...

A mi me encanta el frio (L)
Realmente lo amo! ajaj, lastima que aca, ya hace calor ¬¬ cosa que odio ¬¬

Besos ^^

Vértigo dijo...

También tengo ganas de hacer alguna perdida...