8/11/09

Cielo estrellado.

Te demostré que el invierno también podía ser maravilloso. Que la Luna intentaba expresarse con cada estrella del cielo. Que los días oscurecían antes para tener que abrazarte por el miedo que me da la oscuridad. Que los besos bajo farolas saben mejor que bajo la luz del sol. Que un día de lluvía puede regalarnos un día de película de miedo y palomitas. Y sobre todo, que las noches son más largas para poder regalarnos sonrisas bajo sábanas. Y miro por la ventana y cuento cientocuarenta estrellas. Imagina todo lo que le queda por decir a la Luna. Ahora imagina todo lo que le queda por decirte a ti...


4 comentarios:

Smily dijo...

Ays, es muy bonito. Me ha encantado sobre todo lo último: Imagina todo lo que le queda por decir a la Luna. Ahora imagina todo lo que le queda por decirte a ti...

Bf... ¡es que me encanta tu blog!

¡Un besazo!

Dana O'hara dijo...

"Que un día de lluvía puede regalarnos un día de película de miedo y palomitas"

jo... así podían ser todos los días de lluvia :(

+Anaiis (: dijo...

precioso!

Francisco alvarez dijo...

Qué sencillez, de una belleza, bella.
Por unos segundos me olvide de que vivo En Santiago de Chile, del ruido de los autos y el frenético movimiento y me dejé llevar por la noche , las estrellas y las sabanas.

Gracias.