25/10/09

¿Humillación?



Ayer cuando me iba a acostar en la cama, me puse a recordar todas las cosas que hice en mi vida. Me di cuenta de que la mayoría de ellas las hice mal. Elegí lo que no me convenía, hice lo que me dio la gana en cada momento y luego, la mayoría de las veces ( que no todas...), salí mal parada.

Pero también me di cuenta de la cantidad de cosas que aprendí por el camino, que me quedé con la gente que me tenía que quedar y que en cada momento me demostró que van a estar ahí siempre que les necesite.

Aprendí a volarar a mis amigos, a escucharles por encima de todo. Aprendí a dar mi opinión cuando tengo que darla, cuando la necesitan. Aprendí a contar con todo el mundo que se merece que cuente con él. Aprendí a expresar mis sentimientos, sin falta de lágrimas por el medio. Aprendí a controlar mis emociones. A llorar cuando tengo que llorar. Aprendí a reirme cuando no tengo ganas. Aprendí que a veces las cosas no son blanco o negro, que hay una escala de grises aún sin definir. Aprendí que a veces debo hacer cosas que no me gustan, y no siempre lo que me apetece. Aprendí que no siempre tengo que elegir lo que quiero, si no lo que más me conviene. Aprendí que nadie está por encima de nadie, que nadie es mejor que tú. Aprendí a defenderme por encima de todo. Pero sobre todo, aprendí a volararme como mujer y a quererme a mí misma.

Y es que una buena amiga me dijo una vez :
"Si algo he aprendido, es que nadie puede humillarte más que tú misma. Por tanto, cada una se arrastra hasta donde cree que comienza la humillación."
Y ella me enseñó que ni TÚ, ni nadie, puede humillarme.

Y así de feliz, me fui a soñar con cosas bonitas, con los angelitos, o con lo que más te guste...

1 comentario:

OjosMiel. dijo...

Humillarse está prohibido.

Pd. Ya veo que tu blog ha cambiado un poco. ^^