28/8/09

/Pero me amargaban los celos y siempre acababa igual, discutiendo, llorando y sientiedome fatal, y es entonces cuando tus promesas ya no sirven para nada..

No hay comentarios: